Cómo bajar los humos de un diésel

Las normas impuestas para las pruebas ITV resultan cada vez más estrictas. Así que puede que te preguntes cómo bajar los humos de un diésel para no tener problemas durante el examen. 

A continuación, conocerás algunos consejos o medidas que puedes tomar para que realizar la prueba de humos no sea un problema para ti. 

 

bajar-humos-coche-diesel

¿Cómo bajar los humos de un diésel si no pasaste la prueba ITV?

La Inspección Técnica de Vehículos, o ITV, consiste en una serie de evaluaciones para garantizar el buen funcionamiento del automóvil. Entre ellas se encuentra la prueba de humos. 

En esta, los coches son acelerados al vacío hasta alcanzar el corte de inyección para comprobar la opacidad y cantidad de gases emitidos por el coche. 

Ahora bien, las aceleraciones al vacío pueden ser perjudiciales para los motores diésel si son realizados con el motor frío. 

No obstante, aunque las normativas exigen un acondicionamiento previo del vehículo, esta es de las principales causas por la que los autos no superan la prueba.

¿Qué puedo hacer para superar la prueba de humos ITV?

Asegurarte antes de la prueba que el motor cuente con la temperatura correcta para su buen funcionamiento. 

Por lo tanto, si todo está en orden con tu coche, consume lo necesario y el único problema es que no alcanzó a superar la prueba de gases no te apresures.

Antes de gastar mucho dinero en el taller, utilizar aditivos o mezclar gasóleo con gasolina para eliminar humos motores diésel, intenta probar lo siguiente: realiza nuevamente la prueba tras haber llevado a cabo un recorrido en el que le exijas un poco a tu coche. 

Leer  ¿Luz de marcha atrás, en la ITV una o dos?

De hecho, bastará con 70 u 80 kilómetros para conseguirlo. Un recorrido durante el cual deberás elevar el motor de vueltas en ocasiones en marchas cortas. Así como mantener regímenes de giros elevados en algunos tramos del camino. 

Asimismo, no sientas miedo de llevar la aceleración hasta el punto de inyección, ya que esto contribuirá a deshacerse de la carbonilla que pueda haberse acumulado en el escape. Sin embargo, si no funciona deberás acudir al taller.

Por sencillo que parezca, esta simple acción es una de las maneras más eficientes para bajar los humos de un diésel. Toma en cuenta estos consejos antes de someterte a la prueba ITV y pon a tono tu vehículo.