Tips para saber si el coche cumple con la norma EURO 4 diésel

Actualmente nos encontramos en una era de cambio global, en donde la preocupación medioambiental por la calidad del aire aumenta cada día más. Esto llevó a la creación de la normativa europea anticontaminación EURO 4 diésel.

Dicha norma tiene el objetivo de reducir los contaminantes propulsados mediante la combustión fósil. Los conductores que no la cumplan podrían ser penalizados, por eso te mostraremos como saber si tu coche la cumple a fin de que puedas moverte libremente.

 

itv-citaprevia

¿Cómo saber si mi coche es EURO 4 diésel?

La normativa EURO es la responsable de clasificar y regular todos los límites aceptables para las emisiones de fluidos producidos por los vehículos motorizados. Dichos gases son perjudiciales para la salud y el medioambiente.

Estas leyes se han ido ampliando y actualizando, volviéndose cada vez más estrictas. Conocer si tu coche cumple con la norma EURO 4 es de suma importancia para circular libremente y sin problemas.

Probablemente te estás preguntando, ¿cómo saber si mi coche es euro 4? Estar al tanto de este detalle es muy sencillo, solo tendrás que conocer el año de fabricación. La siguiente lista te ayudará a tener conocimiento sobre la normativa EURO que cumple tu auto:

  • Julio de 1992 – EURO 1.
  • Enero de 1996 – EURO 2.
  • Enero del 2000 – EURO 3.
  • Enero del 2005 – EURO 4.
  • Septiembre de 2009 – EURO 5.
  • Septiembre de 2014 – EURO 6.

Documentación que demuestra si el auto es EURO 3 o 4

Si no estás al tanto del año de fabricación no te preocupes, pues con cierta documentación puedes descubrirlo. Para conseguirla debes dirigirte el concesionario oficial del coche y solicitar el certificado de homologación de emisiones.

En la documentación que te ofrecerá el fabricante, en la clasificación energética, podrás comprobar si el vehículo cumple con la normativa.

Diferencias entre la normativa EURO en automóviles de diésel y gasolina

Aunque la normativa EURO se aplica a cualquier motor, lo cierto es que las exigencias dependen del tipo de combustión. Porque la cantidad de gases que emite un coche de diésel no son los mismos que uno que utiliza gasolina.

Por ejemplo, la normativa EURO 6 comprobó que la cantidad de monóxido que puede producir un coche de diésel es de 0,50 g/km. Sin embargo, los vehículos que utilizan gasolina emiten hasta 1,0 g/km, el doble.

Una vez que sepas que normativa cumple tu auto podrás adquirir la etiqueta que debe pegarse en la luna delantera. Para conseguirla acércate a la oficina de correo más cercana y adquiérela. 

Cabe resaltar que esta no es obligatoria, pero si es necesaria al circular por una gran ciudad, pues las restricciones de tráfico en los espacios más contaminados se regulan con estas etiquetas. 

Si estás pensando comprar un carro es muy importante que tengas presente este aspecto para que puedas disfrutarlo al máximo.

Saber si el coche cumple con la norma EURO 4 diésel es muy sencillo, así que hazlo lo más pronto posible y cumple con esta normativa.