Aspectos que revisan en la ITV y consejos para aprobarla

La Inspección Técnica de Vehículos es un proceso obligatorio aplicado a todos los automóviles para poder circular legalmente. Este es un examen periódico que chequea algunos aspectos del coche. A continuación, descubrirás qué revisan en la ITV.

Además, encontrarás algunos consejos que te ayudarán a aprobar la Inspección de forma exitosa y sin complicaciones.

 

que-revisan-en-la-itv

¿Qué revisan en la ITV?

En la Inspección Técnica de Vehículos se busca detectar cualquier anomalía en los autos que les impida circular de forma legal. Al acudir a la ITV no debes sentir miedo o preocupación, ya que no debería ser un proceso tedioso.

Los aspectos que revisan durante la Inspección Técnica de Vehículos son:

Documentación

Contar con la documentación en regla es fundamental al asistir a la inspección. El modelo, la marca, matrícula y número de bastidor deben coincidir perfectamente con el papeleo presentado.

También debes llevar el permiso de circulación y la ficha técnica del coche o la tarjeta ITV.

Exterior del coche

Se verifica que:

  • Carrocería sin aristas que provoquen daños a los peatones.
  • Parabrisas y puertas con un buen funcionamiento.
  • Cristales homologados sin roturas que impidan una correcta visión.
  • Parachoques bien sujetos al chasis.
  • Espejos retrovisores en perfectas condiciones y fijaciones óptimas.
  • Ningún elemento del exterior debe tener corrosión u oxidación.
  • La matrícula, además de estar bien fija, no debe tener los números borrosos o partes dobladas.
  • Faros en buenas condiciones y funcionales.

Interior

Se toma en cuenta el correcto funcionamiento de los elementos, así como los sistemas de cierre y anclaje. También se verifica la operatividad del velocímetro, antirrobo, antihielo y antivaho.

Las puertas, cinturones de seguridad y los sistemas de retención infantil deben funcionar adecuadamente y estar bien fijos.

Leer  Razones para revolucionar el coche diésel

Alumbrado

Mediante un regloscopio se comprueba la orientación de las luces de carretera y cruce, que estén bien colocadas y no deben deslumbrar a los demás.

También se verifican que los dispositivos de iluminación y señalización estén homologados. Asimismo, el automóvil debe tener el número de luces requeridas y en perfecto estado, sin importar que luz sea no puede estar fundida.

Emisiones contaminantes y de ruido

Utilizando un analizador de emisiones los técnicos verificarán que la expulsión de gases cumpla con los límites estipulados para el tipo de coche. Además, constatarán que el ruido tampoco exceda el marco apropiado y exigido.

Frenos

Como uno de los elementos de seguridad más importantes son sometidos a un análisis detallado, en donde se comprobará que se encuentran en buenas condiciones. Lo que incluye desde el pedal hasta el líquido de frenos.

Gracias al frenómetro se logrará ver si los frenos son capaces de detener el coche en el menor número de metros posibles. Por último, se revisan las ruedas de un mismo eje para chequear el desequilibrio entre ellas.

Dirección

Se examina cada pieza que guía al auto, como el volante, la caja de dirección, la columna y las rótulas del mecanismo de mando. Dicho análisis tiene el objetivo de hallar holguras o problemas que interfieran en su buen funcionamiento.

Neumáticos

No solo se corrobora que los neumáticos sean homologados para el automóvil, sino que se revisan la sujeción, fugas, daño y protecciones. Esto es de suma importancia, ya que son los únicos elementos en contacto con el suelo y no pueden ser descuidados.

Motor y transmisión

La parte mecánica tiene un gran valor durante el examen, pues es el responsable de suministrar seguridad en la carretera. Por eso los técnicos se fijan en:

  • Posibles pérdidas de aceite.
  • El estado de la batería. 
  • Los anclajes del motor. 
  • El depósito de combustible.
  • Tuberías.
  • Probables extravíos en el sistema de alimentación.
  • Sistema de escape.
  • Buen estado de la transmisión.
Leer  Aditivos para gases ITV diésel para el motor

Suspensiones

Un técnico analizará la parte de abajo del vehículo para saber cómo se encuentran sus entrañas y otros elementos, lo que incluye las suspensiones y los muelles.

¿Cuáles son los motivos más comunes para suspender la ITV?

Generalmente los motivos más comunes que provocan la suspensión de la ITV son aquellos sistemas que pueden ser comprobados por los mismos usuarios.

Según los datos del Ministerio de Industria el segmento en donde se encontraron más defectos graves fue:

  • Alumbrado y señalización 24,9%.
  • Neumáticos, ejes y suspensiones 20,1%.
  • Emisiones contaminantes 16,2%.
  • Frenos 13,3%.

Para evitar estas situaciones es importante que el propio conductor someta al coche a un examen previo antes de la cita. De este modo podrá comprobar el buen estado de los elementos principales, tales como el parabrisas, neumáticos, retrovisores y matrícula.

¿Cuánto cuesta pasar la Inspección Técnica de Vehículos?

Los precios de la ITV es una de las inquietudes más frecuentes, pero lo cierto es que estas tasas dependen de cada comunidad autónoma y el centro de inspección porque están liberalizadas.

Por ejemplo, un estipulado para la primera inspección de gasolina de un turismo es de entre 35 y 37 €∆. Pero los de diésel son más caros, por lo que la tarifa sube unos 5 o 15 €. 

Por otra parte, cuando el vehículo no ha pasado la ITV por tener que reparar algún defecto, no tendrá que pagar la segunda revisión si acude dentro de los primeros 15 días de su visita. Aunque de no ser así la inspección será más barata, entre unos 15 y 20 €.

Leer  quitar filtro de aire para pasar itv

Los mejores consejos para aprobar la ITV

Existen diversas medidas que puedes tomar en cuenta para aprobar la ITV de forma rápida y fácil. Las mejores recomendaciones son:

  • Realiza un regular y buen mantenimiento al auto, tanto interno como externo.
  • Ten a la mano toda la documentación que necesitas al momento de realizar la prueba, a saber, el permiso de circulación, ficha técnica, DNI original, etc.
  •  Mantén muy visible, bien fijadas y en excelente estado todas las matrículas.
  • Revisa las puertas, estas deben abrir y cerrar sin problemas.
  • Analiza los cinturones de seguridad para que se acoplen adecuadamente a los respectivos sistemas de anclaje.
  • Verifica el funcionamiento de las luces.

¡Si te interesa pasar la inspección asegúrate de verificar por ti mismo los aspectos que revisan en la ITV!