Cómo bajar la opacidad de un diésel

Entre las evaluaciones que se llevan a cabo en las ITV se encuentra la prueba de opacidad. Por ello, querrás saber en qué consiste y cómo bajar la opacidad de un diésel. Todo esto para que puedas superar el examen con éxito. 

coche diesel opacidad

¿Por qué es importante bajar la opacidad de un diésel?

La opacidad de humos en motores diésel consiste en el grado de hollín acumulado en el vehículo. El cual se genera mediante la combustión y es expulsado en forma de humo por medio del escape. 

Dicho humo representa la mayor fuente de contaminación del aire, así que con el objetivo de contrarrestar los efectos que produce en el medio ambiente, es de vital importancia someter tu vehículo a la prueba de opacidad y así determinar la cantidad de humo contaminante expulsado por tu auto. 

¿Cómo se lleva a cabo la prueba de opacidad y gases?

La prueba de opacidad se trata de comprobar que las mediciones de humo del escape no superen el límite de gases ITV diésel de acuerdo con la edad que posea el coche.

Sin embargo, para entender el procedimiento para bajar la opacidad de un diésel, es esencial comprender primero como se lleva a cabo esta prueba. 

  • Primeramente, se enciende el motor hasta que este alcance la temperatura de funcionamiento correcta, ya que de esa manera se evitan daños en la mecánica del mismo. 
  • Se procede a apagar los diferentes sistemas auxiliares. Entre los que se encuentran luces, radios y demás. 
  • Posteriormente, el motor es llevado desde el ralentí hasta llegar al corte de inyección, realizando una aceleración al vacío.
  • Este procedimiento se lleva a cabo una cantidad aproximada de 3 veces. De esa manera, es posible obtener la media de ella y determinar su resultado. Sin embargo, si existiese alguna duda podrían hacerse más mediciones. 
Leer  ITV para remolques no ligeros

La única evaluación de gases para vehículos diésel con la que cuenta la ITV es el nivel de coeficiencia de absorción o prueba de opacidad, mediante la cual se calcula la cantidad de gases que son expulsados por parte del motor.

¿Qué hacer para superar la prueba ITV y bajar la opacidad de un diésel? 

Cuando no es posible aprobar la opacidad en ITV a causa de gases desfavorables, una de las mejores alternativas que tienes a tu disposición es solucionar cualquier tipo de problema que se encuentre en tu motor. 

Para conseguirlo, el primer paso es realizar una revisión del motor del vehículo. Esto con el objetivo de comprobar que se encuentre en buen estado de mantenimiento o posea fallas o averías de las que no estabas enterado. 

Ahora bien, si consigues algunos problemas o no logras determinar los daños se recomienda llevar el auto a algún taller de confianza, para realizar una revisión más completa y minuciosa del motor.

Y, si este se encuentra en un buen estado, otra alternativa igual de eficaz consiste en realizar trayectos cortos de manera habitual. Así como elevar de vueltas el régimen del motor en escasas ocasiones.

De hacerlo así, la válvula EGR se ensuciará y acabará con una gran cantidad de carbonilla, la cual también se encontrará repartida por el filtro de partículas y el colector de admisión. 

Puesto que eliminar los restos de carbonilla y suciedad puede resultar bastante sencillo, será suficiente con poner el aceite de motor a la temperatura de servicio común y conducir durante un rato con un régimen de giro elevado. 

Leer  Cómo conseguir un duplicado del permiso de circulación y ficha técnica

Usualmente, basta con manejar por 30 minutos a unos 60 km, con números redondos, ya que esto tendrá como resultado altas temperaturas en el caudal de los gases de escape que acabaran por expulsar los residuos de carbonilla que se encuentren en su interior. 

Otras maneras de bajar la opacidad de un diésel

Otra manera de disminuir la opacidad de tu motor diésel es realizando un tratamiento de limpieza con un especialista de confianza. Los cuales tiene como objetivo la limpieza de los inyectores y reducción de las emisiones de escape y hollín que pueda presentar el auto.

Por otro lado, en caso de emisiones severas una opción adecuada es llevar a cabo una limpieza en los inyectores y el sistema de alimentación. 

Gracias a este tipo de limpieza profunda es posible eliminar por completo la carbonilla acumulada en el sistema de inyección. Así como restablecer la correcta pulverización en los inyectores y reducir las diferentes emisiones contaminantes. 

También puedes implementar una limpieza de motor con aditivos especiales que te ayuden a eliminar la suciedad acumulada en él y restablecer su suavidad. Lo que tendrá como resultado el aumento en el confort de marcha y disminución en las emisiones. 

Asimismo, lo más recomendable sería mantener tu vehículo en el mejor estado y hacerle revisiones periódicas. Estos consejos pueden ayudarte a bajar la opacidad de un diésel y minimizar las fallas de tu coche.